Y aquí sigo medio dormido.

Me duele la cabeza, y aunque me he tomado un par de espidifen (que suele quitarme todos los males) no me ha hecho efecto. Éste fin de semana he tenido comida de empresa, y creo que desde el punto de vista de la pérdida de peso ha sido desastroso, pero desde el punto de vista moral ha sido un gran éxito.

 Viene bien de vez en cuando pasarse hasta hartarse en las comidas y bebidas (aunque no sea muy sano o no parezca lo correcto). Perder 65kg no es cosa de dos días, y por supuesto, el margen de actuación es enorme. No me he puesto plazo, pero el estándar de 5kg/mes parece más que razonable. Si algún mes no consigo ésta pérdida tampoco será un drama.

 Mañana es día de trabajo otra vez, y me meteré otra jornada de 18h con el consabido viaje incluído. Tengo la FITBIT casi sin estrenar, y espero hacer algo ésta semana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.