Tres semanas que no actualizo

Bueno casi tres semanas pero la verdad es que no hay nada que contar. No hago ejercicio, y la dieta la cuido un poco debido a los problemas laborales. Cuando estás desplazado, trabajas 16-18h al día y ves que tu trabajo ni se paga ni se agradece te hunde. Anímicamente paso por una etapa complicada en lo laboral, aunque tengo trabajo (que es ya es algo) cobro el mínimo del convenio (es lo que tiene la explotación).

 Eso produce que de alguna manera deje la salud en segundo plano, estoy luchando contracorriente para intentar hacer algo, pero me es imposible. La ansiedad trae consigo comer compulsivamente y aun así ahora estoy en 130,3Kg quiere decir que pese a todo sigo adelgazando.

 La desmoralización es algo normal en la pérdida de peso, y tarde o temprano debía llegar. No ha sido por el adelgazamiento (cosa curiosa), si no por los motivos personales que he expuesto antes. De todas maneras, 0,3kg antes de ver el 129,xkg es más que tentador.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.