Pues estamos de lleno en el verano.

Hace que no actualizo mucho tiempo, es normal, ando de trabajo hasta arriba. Sigo trotando como siempre, algunas semanas me va mejor y otras peor, pero algo curioso. He subido y me mantengo otra vez en los 133 más o menos, pero la cinta métrica me dice que he bajado algunos centímetros.  No es extraño, la ropa me queda cada vez más holgada y algunos conocido lo notan.

Me cuesta un poco menos moverme, y cuando salgo a correr un poco no tiene nada que ver con las sensaciones que tenía al principio. Ahora tengo un garmin forerunner y estoy más motivado. No me cuesta trotar 15min y la verdad es que disfruto del ejercicio  cada vez en mayor medida. Tengo zapatillas de running (unas Joma híspalis cuya unión a la marca se me hizo eterna hace años) cascos para correr y actitud. Me estoy convirtiendo en una máquina de trotar cochineramente.

Correr a las 3 o a las cuatro de la mañana no puede ser muy sano, pero es normalmente cuando puedo hacerlo en condiciones.El descanso es una de las claves de la todo ésto, tanto de la pérdida de peso como del entrenamiento, pero cuando no se puede…no se puede. Intento hacer las cosas lo más sanas posible, pero a veces no me queda más remedio y hago cosas que no son el todo correctas.

Tengo cada vez más en mente el correr (que no apuntarme) algo como un 5k para tomar contacto humano con más aficionados del mundillo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.