Acabo de acabar mi entrenamiento de hoy

 He ido al parque con las nuevas zapatillas. La verdad es que nunca pensé que estando desentrenado pudiera aguantar al trote 45min con unas pulsaciones de 125-130. Estoy eufórico, y eso se nota en la motivación y en las ganas de seguir. La dieta que me puso el médico sigue su curso, y de verdad funciona como no debiera ser de otra manera.

 Dentro de poco tengo previsto trotar (que no correr) mi primera prueba popular para toma de contacto. Es evidente que no voy a poner tiempo ni ritmo, simplemente es como una manera más de motivarme. Espero volver a correr en meses alguna 10k tampoco sin tiempo ni ritmo, lo que necesito es ir adquiriendo fondo y adaptando el organismo a mi renovada afición al deporte en general y el running en particular (antaño “llamado salir a correr”).

 Hoy que tengo ocasión le daré a la elíptica mientras veo algún capítulo de “Expediente X”. Me he probado ropa que tenía en el armario y que dejó de valerme hace tiempo. Tengo ropa de unos 10 años que tengo previsto que me abroche antes de verano.

 Si todo va bien, deberé de ver el 125 antes de semana santa (tirando por lo alto) y llegar a verano con una condición cardiovascular mucho mejor. En el grupo de running que frecuento es normal ver gente que mejora su fondo poco a poco, otra fase más de motivación.

 

¡Las zapatillas elegidas!

¡Las zapatillas elegidas!

 Como no debía ser de otra forma, y dando la importancia que se merece al calzado con un peso como el mío, me aconsejaron (creo que bien aconsejado) una zapatilla para corredores pesados. Tiene una amortiguación excelente, y una estabilidad tal que no permite que los tobillos hagan cosas raras.

 Otro de mis compañeros de viaje en la aventura hasta mi peso ideal es el pulsómetro. Siempre, siempre y siempre he usado pulsómetro polar…pero ahora he dado un paso más y como sabéis utilizo el endomondo. La decisión conlleva utilizar la cinta bluetooth compatible, y es tal que ésta:

Cinta endomondo

Cinta endomondo

Escucho la radio y podcast mientras ando/corro/troto, pero normalmente con los altavoces del propio móvil. Es un móvil tal que éste:

Móvil para correr

Móvil para correr

Quizás algo grande, de 5,5″ pero me parece perfecto para su uso, pues permite ver perfectamente la pantalla de endomondo en movimiento.

 El chándal no tiene más complicación, uno de los que podemos encontrar en el Decathlon a montones normales y corrientes. He perdido 3 cm de cintura desde que empecé el 10 de enero, y se nota y mucho, me podéis creer. La mínima mejora cardiovascular junto a la reducción de peso hace que avance en el test de cooper, que si bien no lo hago a tope, mantengo las pulsaciones entre 130-140. Cuando esté más en condiciones será momento de plantearse forzar algo, pero ahora me basta con lo que hago.

 La constancia dicen que es la base del éxito, pero la constancia se mantiene a base de motivación, y ésta es más fácil de mantener si estás en contacto con gente en tu misma situación, y eso es lo que hago. A través de podcast en los que gente ha perdido peso o se han iniciado en el running mantengo la motivación a un nivel más que alto.

 A la vez que hago dieta y ejercicio aeróbico, también hago algo de tonificación (ni musculación ni pesas) con gomas, ya que me permite llevarlas en la maleta y realizo los ejercicios mientras que veo un rato la tele después de cenar.

 Como curiosidad también utilizo una FITBIT flex, que en mi opinión falla más que una escopeta de feria, pero le he cogido cariño:

fitbit

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.