Ha pasado mucho tiempo desde que escribí mi última entrada. El proveedor donde alojaba la página me dejó tirado, cerró llevándose al traste no ésta; si no casi el centenar de páginas que por uno u otro motivo administro o soy propietario.  Por el lado que nos ocupa, tampoco ha habido muchos